Fee Reega, La Raptora.

La Raptora

“La Raptora” es el título del último disco de la bella alemana de Balingen, y asturiana de adopción, Fee Reega. Un trabajo en clave de folk freudiano, así define ella misma su propuesta, reunido en un álbum enigmático y de áspera poética, donde la artista da forma a nueve canciones producidas entre noviembre de 2013 y febrero de 2014, apoyándose en una campaña de crowdfunding. En ella cabía la posibilidad de financiar el disco mediante aportaciones para la descarga digital, la copia en cassette, CD o vinilo, conseguir una obra de arte de Fee Rieger, así firma sus obras plásticas, asistir a un concierto privado o pasar a su lado un fin de semana en Asturias e iniciarse en la rica gastronomía regional, en los bares y en la cultura de la sidra, viviendo y escanciando, sin duda, experiencias inolvidables. Para Fee Reega éste trabajo ha sido el más elaborado de su carrera. Cuenta, entre otras, con la colaboración de Pablo Und Destruktion (guitarra eléctrica y coros), Héctor Tuya (guitarra acústica), Sara Muñiz (viola), Luis Rodríguez (bajo) o Miguel Herrero (batería y trompeta).

El elepé es una coproducción de Truco Espárrago y Pauken Grabaciones. Hay una serie de claves que podemos percibir al analizar los trabajos de Fee Reega, destacando entre ellas la fuerza con que se proyecta su propia imagen, tanto como la música que compone e interpreta. Se trata de una artista atenta a diferentes campos desde la pintura a la música, pero también al estilismo bohemio y a una puesta en escena que remite en cierta medida a un dramatismo teatralizado. La artista tiene una visión sofisticada del sonido y del mensaje, de su imagen, escapando a una experiencia simple, cándida, inocente, pese a lo que pueda antojársenos a la luz de ciertos contextos.

El glamour forma parte de esta dimensión aún cuando se muestra en planos deconstruidos inteligentemente. Fee Reega no sólo hace música; da forma a una opción o estilo de vida de aire europeo y cosmopolita que se desenvuelve con ideas de elegancia precisas. Es el permanente viaje por los escenarios de la vieja Europa lo que le confiere esa presencia auténtica y claramente identificable. Estas tablas son las que le empujan a dirigir, uno tras otro, los pasos en una hoja de ruta abierta a la improvisación, pero constante y tenaz. Viaje, inspiración; el eterno rodar llevando en la maleta todo lo necesario para seguir absorbiendo la energía de lo que se abre ante sus ojos, haciendo que sus trabajos crezcan y se expandan. Sus anclajes en lo cotidiano, en la literatura, en lo anecdótico y en la percepción de dimensiones a veces tan ocultas, oscuras acaso, generan atmósferas literarias en las que entrar y dejarse arrastrar por los acordes de una guitarra, por el lirismo de una instrumentalización de fondo, una voz hipnótica o un ruidismo distinguido y mundano.

Javier F. Granda para 21 Le Mag.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s