Álvarez Cabrero en El Olivar

Alvarez Cabrero El Olivar

Cuaderno de El Olivar

Javier F. Granda

Para quienes conocen a Cabrero es una obviedad afirmar que El Olivar viene siendo a lo largo de los años su base de operaciones. Si existe un lugar por excelencia donde encontrarle, es aquí, en el número 1 de la Calle Oscura de Oviedo. Quienes no le conozcan, pregunten en este bar, tantas veces retratado por el artista, y le dirán, con escaso margen de error, si se le espera o no. Entre sus rutinas está la de confesar con Amadeo y participar de esa vida tan necesaria que le permite luego rebobinar en el subconsciente todo lo que la noche le ha ido susurrando al oído.

Hay una vida interior que le hace procesar muy rápido y materializar, con el dominio de diferentes técnicas, todo ese mundo que habita en él. Hay mucha ironía, también, en cada partícula de esa vida que refunde y moldea en sus obras.

La observación de la calle y de los diversos tipos humanos que la transitan, la crítica (no siempre destructiva) a los medios de comunicación y la enorme atención que dedica a la publicidad o al consumo, son constantes que podemos encontrar en Álvarez Cabrero. En muchas ocasiones nos acerca un lado indómito que potencia las peculiaridades de sus personajes. Van a ser esos elementos que tienen que ver con la unión de un trazo preciso y la mala leche a veces, los que más impactan en el espectador pues se recombinan en escenas ásperas e incómodas aunque hilarantes en su mayoría.

Cabrero es un artista independiente, honesto y consecuente con sus decisiones; asume el riesgo y se la juega. No abandona esa figuración tan personal y conoce certeramente donde radican los rasgos de personalidad de los tipos que retrata y maximiza en su condición para crear contrastes que no nos lleven a error. Controla el punto exacto de provocación y detona en el instante decisivo todo el dispositivo incendiario que lleva a la escena sin descuidar la dimensión más humana de unos personajes que se definen en cada gesto.

Se reúne en este cuaderno una muestra representativa de la tribu que puebla su mundo. Se trata de la recopilación de unos dibujos a tinta únicos, realizados con esmero y a fuego lento, presentados como cápsula del tiempo de todo lo expuesto en El Olivar desde el 20 de febrero de 2016, pero también como documento que provoque una reflexión acerca del significado de estos en su contexto y en relación a la totalidad de su obra.

Cabrero trabaja despacio y con autoexigencia; su meticulosidad es un rasgo que se manifiesta sea cual sea el soporte. Vimos crecer a sus personajes hasta adquirir la apariencia final, le vimos reponerlos a medida que manos de amigos y entusiastas se los llevaban puestos mientras él trabajaba, en ocasiones, sobre la barra del bar, para completar una serie que no quiso dilatar más allá de la treintena.

Era previsible que la totalidad de este trabajo se dispersase en manos de coleccionistas, casuales o habituales, ya que su característica ironía conforma una seña de identidad, a veces muy radical, que fascina a incondicionales y a cuantos se acercan a curiosear. Pero insistimos también en la sensibilidad que se desliza en la superficie del papel donde se retratan esos tipos trasnochados, inquietos, huidizos, inseguros, representando una caricatura múltiple que no descuida el lado más humano.

La crítica social que Cabrero aborda desde la caricaturización busca amplificar todo tipo de realidades ayudado por un sentido del humor genuino y, a veces, impopular. Es importante el planteamiento que hace de universales como el Bien y el Mal en algunas de las obras, pues aportan claves para comprender los límites y las reglas de ese juego que nos muestra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s